Hoteles

¿Cómo hacer felices a los huéspedes de su hotel?

El éxito de todo viaje puede verse empañado por la inadecuada elección del alojamiento; entre los requisitos elementales para que un hotel cumpla con las expectativas de los huéspedes se destaca una buena cama, entorno agradable y limpio, así como conexión a internet. Descubra qué más necesita su establecimiento para cumplir los estándares de calidad que los visitantes buscan.

¿Qué ofrecer para mantener contentos a sus huéspedes?

Por lo general, los huéspedes quieren de su hotel un sitio capaz de brindarle un descanso y confort igual o superior al que tienen en su hogar; distintas encuestas y estudios coinciden en que la satisfacción a clientes debe estar basada en servicios básicos ¿Cuáles? los enumerados a continuación.

1.      La atención:

Si bien en muchos procesos – por ejemplo, el check-in y check-out – impera la automatización cada vez con mayor frecuencia, todo viajero sabe agradecer un trato cordial por parte del personal que labora en el hotel. Cada integrante cuenta, de ahí que una respuesta afable de los profesionales de recepción frente a una consulta, ser atendidos eficientemente por teléfono y disfrutar de un buen servicio de camareros o personal de limpieza marcan la diferencia.

2.      La limpieza:

Sin discusiones, la higiene dice mucho de un lugar; en este sentido, la mayoría de las personas coinciden en que la limpieza es una de las principales exigencias a considerar para recomendar o descartar un hotel. Espacios comunes, habitaciones, baños, o cualquier rincón accesible para el cliente debe lucir impecable; lo mismo que cortinas, alfombras, sábanas y toallas.

Toparse con olores desagradables o manchas sospechosas son signos inequívocos de la deficiencia en la limpieza, factor decisivo para arruinar la estancia que se suponía tendría que ser perfecta.

3.      Un ambiente agradable:

Al igual que el vestíbulo y los espacios comunes, el entorno de la habitación debe ser agradable; aunque el diseño en general de pisos y paredes es de gran importancia, tendrá que prestar también atención  a mobiliario, iluminación y aire acondicionado. Tampoco descuide los olores, pues cada uno de estos elementos convergen para mejorar o no la experiencia.

4.      La cama:

Sea por una jornada agotadora de negocio u horas de aventura en vacaciones, los huéspedes quieren una sola cosa ¡terminar su día descansando en una buena cama! y no se habla sólo del tamaño, tiene que acompañarse de un colchón cómodo y de ropa de cama delicada.

5.      El baño:

Todo visitante valora el contar con instalaciones iguales o más eficientes que las que tiene en casa; es por ello que entre sus exigencias sin duda está buena presión de agua en la ducha y control de la temperatura. No olvide albornoz, toallas de buen tamaño y zapatillas; suponiendo que el suyo sea un hotel de categoría, conviene incluir un secador de pelo.

6.      La seguridad:

Un buen indicativo de la calidad de un hotel es que el huésped se sienta seguro de que encontrará todo en su lugar luego de ausentarse de la habitación; entre las mejores vías para ofrecerle esta garantía sobresale el disponer de un cierto control de acceso o proporcionarle cajas de seguridad en las que puedan resguardar sus objetos de valor.

7.      El wifi:

Algo muy valorado en estos tiempos es la posibilidad de contar con conexión a internet en las habitaciones, y es que tener que pagar por wifi quedo en la historia. Indistintamente que la razón de su visita sea negocio o placer, deficiencia en la conectividad origina descontento en los huéspedes y argumento suficiente que incluyan a su hotel en la lista negra.

8.      Los servicios adicionales:

Para finalizar, es necesario que el visitante cuente con diversidad de servicios entre los cuales elegir; desde disfrutar de una buena cena o tomar una copa sin tener que abandonar el hotel, hasta liberara el estrés en spas, gimnasios y piscinas.

Comment here