Hoteles

Lo que jamás debe hacer en un hotel

Las reglas se hicieron para cumplirlas, aun cuando nadie lo está viendo. ¡Evítese una vergüenza! Conozca todas esas acciones – que como huésped – nunca debe cometer en un hotel. 

¿Cuáles son las cosas que no tiene que hacer en un hotel?

1.      Tomar lo que no es suyo:

La mayoría de los hoteles ofrece productos de tocador – como champú y lociones – para comodidad de sus visitantes, los cuales pueden llevarse a casa sin que represente mayor problema; lo que no está bien visto, es tomar la vestimenta de baño.

Adicional a someterse a pasar una terrible vergüenza, es posible que tenga que pagar un extra o multa por tomar estos artículos, al igual que ropa de cama, productos electrónicos o decoraciones de las habitaciones. Es por ello que la invitación es a averiguar qué puede tomar sin que le genere inconvenientes o malos ratos.

2.      Cocinar en áreas inapropiadas:

En su afán de economizar algo de dinero durante su estancia, algunos viajeros suelen llevar consigo aparatos de cocina portátiles lo que puede implicar muchos dolores de cabeza, sobre todo si la habitación carece de área de cocina. Evite saltos en el sistema de alarma, o lo que es peor ¡provocar un verdadero incendio!

3.      Mentir respecto a algo que rompió:

Nadie está exento de sufrir un percance, por lo que es mejor ser sincero. Un vidrio roto es bastante difícil de detectar, de ahí que – mantenerlo en secreto – podría implicar daños al personal o futuros huéspedes. En lugar de intentar ocultarlo, solicite la limpieza a la habitación anunciando el accidente para que la misma se haga con precaución y sin que nadie salga lastimado.

4.      Dejar entreabierta la puerta del baño cuando está en la ducha:

¿Hay algo más relajante que tomar una ducha calentita después de un largo día? lo malo es no tener cuidado con lo que puede hacer el vapor. Es de sorprenderse la cantidad de veces que el mismo, dispara los sistemas de alarma de los hoteles; por ende ¿duchas de agua caliente dentro del dormitorio? solo con la puerta del tocador bien cerrada.

5.      Dejar joyas u objetos de valor en la maleta o baño

Pese a contar con sistemas de seguridad, cualquier hotel es vulnerable a los robos; esta es la razón por la que conviene no dejar, billeteras, carteras o alhajas a la vista en la habitación; si no cuenta con una caja fuerte, llévelas consigo cuando salga. ¡Más vale prevenir, que lamentar!

6.      Cubrir las alarmas de humo:

Como su nombre lo indica, las habitaciones para fumadores están destinadas a los huéspedes que tienen el hábito de fumar – muy malo e desaconsejable, valga la ocasión para enfatizar en ello – Cubrir la alarma de humo para realizar la práctica es un error garrafal que pone en peligro no solo su seguridad, sino la del resto de los huéspedes.

7.      No inspeccionar la cama:

De la misma forma que les sucede a las amas de casa – y sin importar las estrellas con las que cuente el hotel – ninguno puede evitar que criaturas espeluznantes accedan a los dormitorios. En este sentido, es aconsejable que deje sus pertenencias en la bañera y se tome el tiempo para inspeccionar la cama – e inmuebles adicionales – a fin de descartar la presencia de arañas, alacranes, garrapatas, los comunes chinches o cualquier otro visitante indeseado.

Como se pudo observar, se trata de acciones elementales y sencillas de realizar; no deje que sorpresas desagradables e inconvenientes innecesarios arruinen sus vacaciones o viaje de trabajo. ¡Tome nota y manténgase alerta!

Comment here