Hoteles

El room service se reinventa

Si algo caracteriza al servicio de habitaciones es su complejidad; mientras que es costoso de gestionar por el establecimiento, a los huéspedes por negocios se les dificulta justificar su  elevado coste, dejándole al turista promedio, una postura contradictoria con la idea de conocer y degustar nuevas comidas durante su viaje. Por fortuna, platos de chefs multipremiados y empresas de catering consiguen lograr lo inimaginable, un “room service” renovado.

El servicio de habitaciones muestra una nueva cara

Sea motivado por el elevado nivel de competitividad que representan los grandes sitios y Apps que proponen hospedaje en casas de particulares o sencillamente como respuesta a las plegarias de los viajeros, lo cierto es que el servicio de comida en la habitación se está reinventando brindando opciones que poco a poco se ajustan cada vez mejor, a las nuevas exigencias del sector.

Esta innovadora cara del room service sugiere que la meta es romper el esquema en el que dejarse cautivar por las sábanas de algodón egipcio – o las mullidas batas de hotel – mientras se disfruta de un buen plato de comida era un lujo de pocos. En palabras más simples, ya no tendrá que cerrar los ojos para no ver lo precios cuando se revise el menú sobre el frigobar.

¡Todo o nada!

Desde las grandes cadenas hasta hoteles boutique se ven afectadas por el evidente descenso en la facturación de consumo cuando se habla de servicio al cuarto. Es dicha caída la que obliga a empresarios del sector a reinventar su propuesta en base a dos opciones; la primera, desmantelarlo y prescindir de esta interesante fuente de ingresos,  la segunda, ajustarse a las nuevas demandas de los huéspedes.

El sabor local directo a su habitación

Derivado del creciente interés de pedir comida por encargo para disfrutar en la habitación, cada vez son más los establecimientos que se inclinan a firmar convenios con los principales servicios de reparto disponibles en su localidad, a fin de ofrecerte a sus huéspedes la facilidad de pedir combada a restaurantes. De hecho, ciertos hoteles incluso han integrado el servicio a su web proponiendo un amplio stock de recomendaciones gastronómicas.

Los mejores gestores hoteleros coinciden en que los usuarios no desean un room service tradicional que le ofrezca experiencia de calidad con diversidad de alternativas con las que probar la mejor comida del destino en lugar de carritos y manteles blancos.

En este sentido, aquellos establecimientos que prescindieron del room service, se han visto en la necesidad de reincorporarlo a fin de poder competir con aquello que le dieron un giro a su servicio de comidas ofreciéndole – entre otras cosas – platos exclusivo de sus propios restaurantes con ingredientes de temporada y comida artesanal.

Pero no todo es comida a domicilio, los hoteles de lujo que ofrecen room service, interpreta la demanda de otra manera, reajustando sus propuestas gastronómicas al punto de elevar los estándares de su cocina a gastronomía digna de estrellas Michelin que son degustados por los huéspedes que tienen la fortuna de alojarse en sus suites.

Ingredientes a pedido

Por otra parte, los establecimientos que disponen de cocina en sus habitaciones apuestan por brindarles a sus clientes un servicio de compra de productos; de hecho, muchos hoteles optan por la inclusión de un programa de cocina en la habitación con el que los invitados puedan prepararse platos sencillos en sus suites.

Esta acción ha gozado de bastante receptividad por los huéspedes, pues el poder cocinar en sus habitaciones los hace sentir como en casa; sin embargo, son los milennials – y viajeros de estancia prolongada – quienes más se sienten atraídos por la propuesta.

Comment here