Turismo

Parques Nacionales de Gran Bretaña, destinos obligados al visitar el Reino Unido

En una extensión que comprende desde los soleados bosques de la costa sur de Inglaterra, hasta las Tierras Altas de Escocia con sus zonas vírgenes, Gran Bretaña dispone de 15 parques nacionales para ofrecerle experiencias inimaginables. Descubra lo que le espera en estos espacios al aire libre.

Convivir con la naturaleza nunca fue tan maravilloso

Entre los espacios al aire libre más importantes del planeta, sin duda se encuentran los Parques Nacionales de Gran Bretaña, lo que no es de refutar si se toma en cuenta la extensa diversidad paisajística que los compone; en cada uno, aguarda un especio digno de visitar en el que podrá sumergirse en la cultura, estilo de vida y gastronomía de cada región.

3 Parques Nacionales imperdibles en Gran Bretaña

  1. Parque Nacional de South Downs

1.634 kilómetros cuadrados conforman este Parque nacional en el que la ondulada campiña se encuentra con el mar, haciendo que su belleza sea prácticamente incomparable. Entre lo mejor del South Dows está el acantilado marino de mayor altura del Reino Unido y el Devil’s Dyke, el “valle seco” de mayor profundidad, longitud y ancho. Pero eso no es todo, dispone además de varios yacimientos arqueológicos y muchos sitios de interés histórico.

Tiempo es lo que le faltará para disfrutar todo lo que tiene para ofrecer el Parque Nacional de South Downs, sea que prefiera caminar, andar en bici o cabalgar; si lo suyo es algo más de adrenalina, escoja entre su selección de deportes acuáticos, láncese en parapente o practique esferismo y mountainboarding.

2.      Parque Nacional del Distrito de los Lagos:

Al noroeste de Inglaterra, se emplaza este parque de 3.000 metros cuadrados caracterizado por 5 imponentes montañas y 16 centelleantes lagos para dar vida a paisajes salidos de la inspiración de Dios; una de sus mayores ventajas es la de poder visitarse con niños, pues sus actividades incluyen desde parques multiaventura especiales para los pequeños, hasta pistas americanas en lo que los más osados, pondrá descargar su adrenalina.

No se pueda ninguna de sus atracciones principales: los espectáculos del Theatre by the Lake de Keswic, el Mundo de Beatrix Potter, las 24 microcerveceras de Cumbria y conocer la casa de William Wordsworth, Dove Cottage.

3.      Parque Nacional de Cairngorms

Con sus 4.528 kilómetros cuadrados y en pleno centro de las Tierras Altas escocesas, el Parque Nacional de  Cairngorms representa el de mayor tamaño en toda Gran Bretaña brindando cualquier clase de actividades.

Para empezar, están sus 5 centros de esquí de Escocia,  280 km para practicar senderismo  en rutas inigualables, dos centros de deportes acuáticos, 12 campos de golf, pesca con mosca, numerosas destilerías de whisky y zonas para observar los ciervos. Sin embargo, entre tanto para elegir, no debe perderse: degusta la gastronomía local en el Cairngorms Farmers’ Market, una excursión para dar de comer a los venados y visitar el Castillo de Blair.

Como queda en evidencia, los Parques Nacionales de Gran Bretaña van más allá de la simple convivencia con la naturaleza, son un mundo de alternativas para el disfrute y complacencia de todo tipo de gustos.

Comment here